sábado, 7 de julio de 2007

Una Secuencia de Muerte Lenta

Siente correr la sangre por sus palmas. Tibia y cosquillosa, como si recién hubiera derramado en sus manos un taza de té. Pero sabe que es su sangre, el fluido viscoso que corría galopante por sus venas y que por fin ha encontrado una salida. Antes de cerrar los ojos, mira los nimbos destripados en el cielo gris y extraña el atardecer. Había imaginado un sol esplendoroso y muy anaranjado estamapado en borde oeste del paisaje, quemando el océano... pero no. Entonces intenta levnatarse, pero las fuerzas lo le alcanzan y obligadamente, se arrelana en el sillón, aún con la vista fija en la fotografía viva que revela la ventana abierta, desilusionado, deseando haberse cortado las venas otroa día, uno que se adecuara más a aquella imagen apoteósica que había inventado para su deceso premeditado. Instintivamente, se cubre las heridas, intentando detener el flujo que, brioso, ya se ha apoderado de la alfombra, expandiéndose como una mancha de pintura. Piensa que eso debe ser arrepentimiento, que la muerte no era un deseo si no más bien un capricho. Decide cerrar los ojos y en sus párpados refleja el paisaje glorioso que supuso para su muerte solitaria. Sonríe y se deja llevar por la somnolencia que lentamente, difumina aquella imagen portentosa de final de película gringa.
De pronto, se levanta. Sólo en ese momento, se da cuenta que aquella no es su sangre, que ni siquiera es su cuerpo. Que no es su departamento y que aquella ilusión artísitca de funeral prohibido ni siquiera es suya. Entonces, de verdad, desea morir.

3 comentarios:

WWW.JUANCARLOS.CL dijo...

La muerte es uno de mis temas fetiche. Me gustó el relato, a pesar de algunas palabras mal escritas =)

PD: Te agregué a mis links.

Saludos.

antagonika dijo...

Suele pasar con mucho alcohol en la cabeza. No es que me haya pasado. Aunque... ehhh... sin comentarios.

Buen relato. saludos.
=)

Aida dijo...

Me gustó la imagen de que el paisaje estaba demasiado lindo para morir, o eso de elegir mal el día, me quedo pensando...¿habrá un día ideal para el suicidio...?